Murió Alejandro Sabella, exdirector técnico de la Selección Argentina

Murió Alejandro Sabella, exdirector técnico de la Selección Argentina

diciembre 8, 2020 0 Por La Nota

A los 66 años, el último entrenador que llegó a una final del Mundo con la albiceleste falleció luego de que su salud se agravara en los últimos días.

El ex entrenador de la Selección Argentina Alejandro Sabella murió a los 66 años después de que su estado de salud se agravara en las últimas horas luego de haber estado internado. Años atrás le habían detectado un cáncer, del que se había recuperado, pero este año su cuadro de salud se agravó por problemas cardíacos.

Sabella estaba internado en el Hospital Italiano, lugar al que fue cuando sufrió un dolor en luego de enterarse de la noticia de la muerte de Diego Maradona. A raíz de esa complicación, el propio Sabella tomó la decisión de internarse. Tras varios días, un virus intrahospitaliario llevó a esta situación. Más allá de este momento, a partir de 2016 el entrenador tuvo que enfrentar una batalla contra un cáncer en la laringe que lo llevó a hacer diferentes tratamientos.

Lejos de ese problema, Alejandro Sabella ahora había ido a internarse luego de enterarse la triste noticia de la muerte de Diego Maradona, pero allí finalmente su salud empeoró y falleció en horas de la tarde de este 8 de diciembre. Luego de evidenciar mejorías durante el fin de semana, en esta última jornada debió ser entubado y se le colocó un respirador artificial que lo acompañó hasta las últimas horas.

Quién fue Sabella

Nacido 5 de noviembre de 1954 en Capital Federal, Sabella construyó una larga carrera como futbolista y como entrenador que lo llevó a las grandes ligas Forjado en las inferiores de River, debutó en Primera División de la mano de Ángel Labruna, el mítico ídolo del Millonario.  Jugó más de 118 partidos y metió 4 goles, pero finalmente tuvo que irse del club debido a la aparición meteórica de Norberto Alonso. 

A pesar de esta situación, Sabella encontró un lugar de honor en el fútbol. Luego de jugar en River se fue a jugar al Sheffield United y luego pasó al Leeds United. En ambos clubes ingleses demostró su talento y, entre los dos, jugó más de 100 partidos en la Liga Inglesa (que hasta ese momento no era conocida como Premier League).  Su trayectoria futbolística lo llevó al club que, luego, sería su vida: Estudiantes de La Plata. 

En Estudiantes de La Plata, Alejandro Sabella no solo encontró su mejor nivel sino que encontró su hogar. Estuvo en dos etapas: desde 1982-1984 y, luego, en la temporada 1986/87. A lo largo de su trayectoria en el Pincha, Sabella formó parte del equipo de Carlos Bilardo que -lejos de lo que se piensa d de la ideología futbolística del Narigón- jugaba con tres enganches entre los que estaba él, José «Bocha» Ponce y Marcelo Trobbiani. En el medio de ambas apariciones en el conjunto platense, estuvo en Gremio de Porto Alegre.  Luego, finalizó su carrera futbolística con un paso por Irapuato en México y Ferro. 

A lo largo de su vida, Sabella ganó siete torneos como futbolista. Que incluyó el corte de la sequía de River de más de 18 años sin salir campeón. Sin embargo, su mayor trayectoria estaría como entrenador. Si bien solo dirigió a Estudiantes de La Plata y a la Selección Argentina, su legado quedó en ambos proyectos. Con el pincha alcanzó la Copa Libertadores 2009 y el Torneo Apertura 2010.  El primero de ellos fue el cuarto título continental que ganó el club de La Plata. 

Tras vencer en ese torneo, uno de los saludos de Alejandro Sabella al público fue: «Llevo en mis oídos la más maravillosa música que es para mi el pueblo de Estudiantes de La Plata» rememorando el clásico saludo de Juan Domingo Perón. Después de esa situación, el Estudiantes de Sabella llegó a la final del Mundial de Clubes en el que cayó sobre el final 2-1 con un gol de pecho de Lionel Messi.  

Luego de esa instancia, Sabella llegó a la Selección Argentina en la que solo disputó unas Eliminatorias y el Mundial de Brasil 2014. Durante la Copa del Mundo, Sabella logró amoldar un equipo con un fuerte planteo que logró llar a la final en la que, finalmente, cayó 1-0 con Alemania en el entretiempo con gol de Mario Gotze. 

Aun habiendo salido segundo, la vuelta al país de esa Selección fue con honores y quedó en el recuerdo la genial actuación de Argentina. Desde ese momento, Alejandro Sabella quedó marcado como uno de los entrenadores más queridos por el futbolero.