La estafa de Macri a los jubilados y jubiladas, explicada en números

La estafa de Macri a los jubilados y jubiladas, explicada en números

noviembre 19, 2020 0 Por La Nota

Con el aumento anunciado por el Gobierno nacional, las personas jubiladas con la mínima percibirán más de $28.000. En esta breve nota, te contamos cómo fue que el salario de las personas jubiladas quedó tan desactualizado de la realidad.

En la jornada de ayer el Gobierno nacional a través de la Directora Ejecutiva de ANSES, Lic. Fernanda Raverta, y el Jefe de Gabinete, Lic. Santiago Cafiero, anunció el incremento del 5% al salario percibido por los y las jubiladas.

A primera vista, y en un análisis lineal, la reacción más inmediata es la de considerar dicho aumento como, cuanto menos, insuficiente. Y es una realidad. Pues, claro está que esa cifra no se alcanza ni por asomo a la escalada de precios producidos a lo largo y ancho del mundo como consecuencia de un mundo contraído a raíz de la pandemia.

Sin embargo, la pregunta que debemos formularnos es, ¿cómo es que se llegó a este nivel de desactualización del haber jubilatorio en la Argentina?

La respuesta está en lo ocurrido en diciembre del año 2017, cuando el por entonces Presidente Mauricio Macri derogó la Ley de Movilidad Jubilatoria consagrada durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, y en su lugar envió al Congreso de la Nación un nuevo proyecto con una fórmula diseñada a la talla de las demandas de los poderes concentrados.

Con la nueva ecuación, los aumentos pasaban de regirse por el índice de incrementos salariales de los trabajadores activos para guiarse por los niveles de inflación. A priori, este cambio se mostraba prometedor, aunque tenía un detalle tan ocultado como trascendental: los niveles de inflación tomados como guía eran siempre pasados. Por lo tanto, lo que la fórmula pretendía a la vista de todos era ponerle un ancla al haber de los jubilados y jubiladas para que el Gobierno de Macri y sus vasallos pudiera entregarle una porción más grande de la torta a sus amigos. Esto en economía tiene nombre, y se llama transferencia de recursos desde los sectores más postergados a los más enriquecidos.

Se trataba, lisa y llanamente, de mandar a correr contentos a los jubilados y jubiladas atrás de la zanahoria.

Esta jugada perversa, desde el momento de su aplicación hasta que el Presidente Alberto Fernández decidió cortar con la avivada, implicó la pérdida del 20% del salario de los adultos mayores. Eso explica la desactualización de los valores.

De no haber sido volteada la Ley de Movilidad Jubilatoria impulsada por Cristina Fernández de Kirchner, hoy los jubilados y jubiladas cobrarían $20.880.

En tanto, si Alberto Fernández seguía guiándose por la fórmula de Macri, hoy en día el haber jubilatorio sería de $15.700. Pero gracias a que el actual Gobierno nacional terminó con esa estafa, los y las jubiladas perciben $18.029. Un monto absolutamente insuficiente, desde luego. Pero si está tan atrasado respecto de la realidad, no es por responsabilidad de la gestión presente, sino por decisión política de la que durante los anteriores cuatro años prefirió gobernar haciéndolo de espaldas a la mayoría y de rodillas ante los poderosos.

Con la noticia comunicada ayer de llevar el haber jubilatorio un 5% de lo actual, más el medio aguinaldo de fin de año, los jubilados y jubiladas de la mínima en el país cobrarán en diciembre más de $28.000. A lo que se le debe sumar el ahorro promedio de $3.200 gracias a la política de medicamentos gratis para las personas afiliadas a PAMI.