El fútbol argentino demora su regreso y el objetivo es octubre

El fútbol argentino demora su regreso y el objetivo es octubre

septiembre 8, 2020 0 Por La Nota

Pese a que había intenciones de que la actividad regresara este mes, la creciente cantidad de contagios de coronavirus dio por tierra con esa posibilidad.

La AFA pocas veces se mostró independiente del poder político de turno. Desde tiempos inmemoriales, se trata del Ministerio de la pelota. Y si la Superliga se constituyó en su momento a piacere de Mauricio Macri, la Liga Profesional de Fútbol (LPF) es un producto a la medida del oficialismo actual. En consecuencia, las decisiones de Viamonte 1366 nunca irán a contramano del deseo del Gobierno. Por eso mismo, en las últimas horas cobró fuerza el rumor y pronto tomará cuerpo de noticia: el torneo de Primera División no comenzará el 25 de septiembre, la fecha que siempre se manejó extraoficialmente. El punto de partida sería, en principio, entre el 9 y el 16 de octubre. Este martes por la tarde será oficializado a través de un Zoom del Comité Ejecutivo.

¿Por qué se aprobó el corredor sanitario para que ingresen al país los equipos extranjeros que juegan la Libertadores y no se acelera con el campeonato local? El campo de acción del Gobierno llega hasta los límites de la frontera y no había voluntad de ir en contra de los intereses del resto de la región. A fin de cuentas, hubiera sido un papelón que River o Boca tuvieran que mudar su localía a otro país. Puertas adentro, en cambio, la historia es diferente.

Hay una cuestión de imagen, fundamentalmente. La misma por la que se postergó de julio para agosto la vuelta de los clubes a los entrenamientos. El pico que nunca llega. El crecimiento de la cantidad de infectados y fallecidos por coronavirus. Todo a pesar de que el riesgo, en el caso de que se cumplieran rigurosamente los protocolos establecidos para la actividad, según los propios infectólogos que asesoran a Alberto Fernández, es mínimo.

En el medio, claro, surgió la situación que vivió Boca. A pesar de que se trató de un mal procedimiento en la burbuja, la situación de 22 jugadores afectados por Covid-19 hizo ruido en la Casa Rosada. A tal punto que se evaluó dar marcha atrás con los entrenamientos presenciales. A excepción, claro está, de los equipos que juegan la Libertadores: River, Boca, Racing, Defensa y Justicia y Tigre. De todos modos, este sería un último recurso. Por ahora, no se discontinuarían las prácticas.